¿Qué llevo en mi mochila?: Guía del equipo para fotógrafos viajeros por Kristin Repsher
Esta entrada fue publicada el 10/11/2015 por vanguardes.← Entrada anteriorEntrada siguiente →

¿Qué llevo en mi mochila?: Guía del equipo para fotógrafos viajeros por Kristin Repsher

¿Qué llevo en mi mochila?: Guía del equipo para fotógrafos viajeros por Kristin Repsher

Lee el post original aquí

Conoce a Kristin

Durante los últimos cuatro meses, he estado viajando por el norte de Europa fotografiando algunos de los paisajes más espectaculares del mundo. Casi cada momento ha sido consumido por la planificación de ubicaciones, re-planificación, cuando el tiempo no coopera (que es a menudo), fotografiar, y organizar y procesar las fotos al final de cada día. Ha sido un trabajo duro, pero es un trabajo que me encanta.

Recibo preguntas sobre el equipo que llevo en mis viajes - y dado que la mayor parte de ese equipo se ha convertido en una extensión de mí - Pensé que sería muy útil compartir aquí mi experiencia. Esta lista abarca todo el equipo que me acompaña en mis salidas fotográficas, así como las herramientas necesarias que aunque no lo hacen en el trabajo de campo, son necesarias también para realizar el trabajo.

Nota: Esta no es una lista de equipo que recomiende para todos los viajeros; es meramente mi recomendación personal a fotógrafos viajeros no profesionales en base a mi experiencia. .

kristin

Cámaras

  • Nikon D750 24MP FX (full-frame): Este es mi cuerpo de cámara principal. Comprado en junio para reemplazar mi antigua (y estropeada) D700. Esta cámara me ha hecho darme cuenta de lo mucho que me había estado perdiendo. Vídeo de alta definición, una pantalla LCD inclinable y velocidad de ráfaga ultra-rápida, perfecta para mis viajes, y agradezco que sea más ligera que mi D700. Además, su sensor full-frame me permite capturar cielos nocturnos y otras escenas de poca luz con el mínimo ruido.
  • Nikon DF 16MP FX (full-frame): Hasta junio, esta era mi cuerpo principal, pero ahora lo uso principalmente para imágenes con teleobjetivo, time-lapses, o los momentos en los que quiero usar mis antiguas lentes de enfoque manual. Es una cámara fantástica y parece tan maravillosamente de la vieja escuela que la gente me para frecuentemente y me dicen que les encanta mi cámara, y que hago con ella?
  • GoPro Hero 4 Silver: Una gran cámara en un tamaño tan pequeño. Con su ventosa la situo fácilmente y capturo horas de imágenes de conducción que convierto en time-lapses (o simplemente capturo momentos en los que no es posible parar para fotografiar tranquilamente, como una oveja en la carretera en Nueva Zelanda. Con su montura me permite versatilidad fijándola casi en cualquier parte y acompañándome a cualquier actividad que haga. Además, su carcasa es resistente al agua y fácil de operar, con ella me convencí y dejé de usar las antiguas cámaras waterproof.
  • Canon Powershot SD100: Una cámara de bolsillo que me acompaña cuando no puedo llevar mi réflex digital. Dispara fotos RAW y transfiere vía wifi directamente a mi teléfono.
  • iPhone 6: Suelo subir fotos en Instagram exclusivamente con mi iPhone, y como resultado tengo miles de fotos así. El iPhone 6 tiene una muy buena cámara y es útil para los momentos en que mis otras cámaras no son accesibles, como en las cenas o en el avión.

Nota sobre las cámaras mirrorles vs. dSLRs: El debate mirrorles vs. dSLRs aún continúa, especialmente gracias al enorme éxito de las Sony a7 sin espejo full-frame. Yo solía disparar con una Olympus OM-D como mi segundo cuerpo - y el hecho de que me encantaría para aligerar la carga, y no tener que romper los límites de peso de mi equipaje cuando viajo – Me quedo con mis réflex digitales. Principalmente porque no quiero volver a invertir en un nuevo sistema de lentes completo cuando ya tengo tantos objetivos Nikon (incluyendo diversos de enfoque manual de los años 70), y el suplicio de tener que cargar con doble equipo de lentes.

camera setup

Lentes

  • 24-70mm f/2.8 AF-S Nikkor: Este es el objetivo que uso en el 80% de las situaciones. Algunos dirán que no eres un verdadero profesional usando un objetivo de gama media, y francamente, eso es mentira. Primero que no es práctico durante los viajes estar parando para cambiar objetivos cada 5 minutos. Además, es una lente luminosa, por lo que en situaciones de baja luminosidad puedo abrir hasta f / 2,8 y aun así conseguir grandes fotos.
  • 16-35mm f/4G VR Nikkor:Mi lente gran angular para paisajes y fotografía nocturna. El ultra gran angular me permite exposiciones más largas de estrellas sin convertirlas en estelas.
  • 70-300mm f/4.5-5.6G AF-S VR Nikkor: No disparo con tele longitudes suficientes para justificar su precio (o peso!) de un 70-200 mm f / 2.8, y en la mayoría de situaciones de este objetivo consigo un buen resultado. Es útil para los paisajes con tele, naturaleza y para capturar perspectivas ligeramente diferentes de las escenas en ciudad.
  • 50mm f/1.4 Nikkor, 20mm f/2.8 Nikkor, 65mm micro:Todas los objetivos pequeños que me acompañan, objetivos de enfoque manual útiles en situaciones menos prisa cuando el enfoque automático no es una necesidad.

tripod

Trípodes

Actualmente llevo 2 trípodes conmigo en la mayoría de los viajes - uno para el día a día y el otro para time-lapses (ya que disparo buscando otras composiciones mientras el time-lapse está en marcha).

El Vanguard Alta+ 254CT with BBH-300 ballhead me da un soporte robusto y flexible que aún así es relativamente pequeño en términos de trípodes. La fibra de carbono hace que sea razonablemente ligero y puede plegarse para guardarlo en una maleta de tamaño mediano. La rótula BBH-300 es un soplo de aire fresco después de la rótula Markins utilicé anteriormente, que me dio un sinfín de problemas, sobre todo con el frío glacial de Laponia. La BBH-300 se mueve sin problemas y rápida de bloquear,  incluso se puede configurar para que se bloquee con el nivel para garantizar horizontes rectos.

VEO

El VEO 265CB travel tripod es mi nuevo trípode del día a día, sobre todo en ciudades. Este trípode ha sido diseñado para el viajero regular con estrictos requisitos en peso y tamaño  y no tener que sacrificar mucho en términos de estabilidad. Lo guardé con éxito en una mochila (y  nunca había guardado un trípode en mi mochila) y lo he utilizado en ciudad sin vibraciones o otros problemas obvios derivados de su peso ligero. Lo puse a prueba con el clima extremo de Islandia el mes pasado, sobre ello voy escribir un post mucho más en profundidad próximamente.

Lo que también me gusta es que a pesar de que su rótula integrada es más pequeña de lo que estoy acostumbrada, no presenta problemas al cargar mi cámara constantemente en orientación vertical. La D750 + 24-70mm es una combinación pesada y con otras rótulas me ha pasado que no han sido capaces de mantener su peso, inclinándose poco a poco hacia el suelo. Si bien esto da una sensación abstracta en las fotos,  pero no es lo que busco!

bag

Mochilas

Todo el equipo en este artículo encaja en mi Vanguard Skyborne 49. Esta bolsa es un trooper absoluto, y he testeado en mi primera semana de uso si mis cámaras sobrevivirían a mis caídas aterrizando sobre la mochila, y lo hicieron, nada se movió!

El compartimento principal de la bolsa es la disposición típica bolsa para cámaras, con varias secciones diferentes que se pueden configurar para adaptarse mejor a cada equipo. Es enorme, y fácilmente lleva a cabo dos cuerpos de cámara, tres lentes grandes y una gran variedad de lentes y flashes pequeños y mi GoPro.

Las sujeciones de la cintura en esta bolsa son mucho más voluminosas que en las de mi anterior mochila, aunque parece un poco contundente, no la siento tan pesada sobre los hombros como aparenta. Sin embargo, es un poco corta para mí, lo que significa que las sujeciones de la cintura me quedan un poco altas y puede ser molesto.

La otra única objeción que tengo con esta bolsa es que, si cargo el bolsillo delantero entonces no cabe en los compartimientos superiores estándar en los aviones. Esto me pilló desprevenida primera vez, teniendo que revisar y redistribuir toda la bolsa de nuevo; ahora estoy alerta y me aseguro cuando lleno el bolsillo de distribuir todo con cuidado.

filter

Filtros

  • Filtros ND de roscaHasta junio, mi Hoya ND-16 y ND-400 han sido mis filtros de densidad neutra. En esencia, los filtros de densidad neutra son piezas oscuras de vidrio que se ponen en la lente para oscurecer las escenas, permitiendo velocidades de obturación más largas. El ND-16 elimina en 4 pasos la luz y con frecuencia es perfecto para congelar el agua en movimiento sin que perder definición; el ND-400 elimina en 10 pasos la luz. Como explico más adelante, ya no los utilizo tan frecuentemente, principalmente porque ambos tienen un enfermizo tinte de color verde que tengo que eliminar en el post-procesado. La rosca de los filtros es difícil de limpiar también.
  • Filtros Lee & kit adaptador: Compré mis primeros filtros Lee en Junio y ahora me he cambiado a estos. A pesar de que el kit - que consiste en un adaptador que se une a la lente - toma un poco de tiempo acostumbrarse y es más frágil que los sistemas de rosca, pero merece la pena. También deja un tinte de color con el Big Stopper (ND en 10 pasos), pero es un azul mucho más fácil de retirar con el balance de blancos que el tinte verde de mis Hoyas. También he ampliado mi equipo con algunos filtros graduados gracias a este kit.
  • Polarizador Circular: Muy útil para tener en el kit, aunque yo no lo uso muy a menudo. Añade contraste con las escenas, reduce el resplandor sobre el agua, y hace que el arco iris sea significativamente más brillante.
  • Filtros UV:  Muchos fotógrafos los utilizan para proteger sus lentes (ya que el filtrado de los rayos UV ya no es necesario en las cámaras digitales), y para los fotógrafos de viaje también son muy recomendables ya que nunca se sabe muy bien en que situaciones se encontrarán. Son especialmente útiles en ambientes polvorientos y con alta salinidad. Hay que asegurarse que son de buena calidad – no compramos una lente fantástica para después acabar poniendo un trozo de vidrio cualquiera delante.
  • Adaptadores: Los filtros pueden ser muy caros, por lo que la compra de varios para diferentes ópticas puede arruinarnos.  Los adaptadores pueden conseguir exactamente lo mismo gastando de $ 5 a $ 10. Los que más uso son de 67mm y otro de 77 mm. Hay que tener cuidado de no golpearlo, al ser mas anchos que la lente es fácil que ocurra, pero el ahorro de costes vale la pena.

Lee el artículo completo de Kristin aquí

Deja un comentario
  •  
Contact Us