¿Cómo limpiar la cámara de fotos?
Esta entrada fue publicada el 21/12/2016 por vanguardes.← Entrada anteriorEntrada siguiente →

¿Cómo limpiar la cámara de fotos?

Para los fotógrafos, tanto aficionados como profesionales, nuestra cámara es nuestro tesoro más preciado y tratamos de tenerla siempre en perfecto estado.

Consejos para limpiar la cámara de fotos

Desde Vanguard te queremos dar unos sencillos consejos para limpiar la cámara de fotos; para ello te recomendamos utilizar el kit de limpieza CK6N1, que incluye un limpiador para las lentes con soplador de aire, un cepillo, abrillantador, una botellita de spray para la limpieza, unas toallitas húmedas y secas para las lentes, así como una bolsita para guardar todo el material.

Kit de limpieza cámara de fotos

Foto de Ainara García

Al tratarse de algo tan delicado tenemos que tener mucho cuidado para no rayar las lentes, que son muy delicadas, ya que si se utilizan materiales no adecuados (como papeles o telas rugosas) se pueden estropear.

Otra opción para proteger las lentes es utilizar un filtro neutro en nuestro objetivo para evitar que se ralle el propio objetivo.

Partimos de que los elementos fotográficos no se suelen ensuciar mucho, a no ser que salgamos al campo o a la playa y el polvo se acumule sobre nuestro equipo. Por lo que también recomendamos transportar el equipo fotográfico en bolsas adecuadas que los protejan perfectamente, como las que podrás encontrar en nuestra web.

Pero es buena idea darles un repaso de cuando en cuando o tener el kit de limpieza siempre a mano por si acaso.

Lo primero que hay que hacer es buscar un lugar limpio y despejado donde podamos trabajar bien.

Limpieza de la cámara

Foto de Ainara García

Pasos a seguir:

  1. El cuerpo, podemos utilizar el cepillo suavemente alrededor de los botones y recovecos. Y después terminar con la gamuza con un poco de spray si todavía queda suciedad.
  2. La pantalla se ensucia con mucha facilidad, para solucionar este problema pasaremos la gamuza sobre la misma.
  3. El visor, es importante que esté limpio, para ello podemos utilizar el pincel y la gamuza.
  4. El objetivo, en este caso si está muy sucio podemos utilizar las toallitas húmedas y secas especiales para las lentes. También debemos limpiar la parte trasera del objetivo, donde también puede entrar polvo y ya que estamos los espejos con el soplador y el cepillo. Acuérdate siempre después de cambiar de objetivo de taparlo por ambas partes para protegerlo y que no se estropee.
  5. Si quieres mantener tu objetivo en mejor estado por más tiempo, puedes utilizar un filtro neutro.
  6. En cuanto al sensor es recomendable encargar su limpieza a un servicio técnico profesional. Sólo hay que limpiarlo en caso necesario, cuando veamos polvo o pelusa en nuestras fotos, ya que es la zona más sensible de la cámara.

Si decidimos hacerlo nosotros mismos, tenemos que ser muy cuidadosos, la mejor opción es el cepillo.

Para comprobar que está limpio, fotografía una superficie uniforme y bien iluminada con el diafragma cerrado al máximo. Si está perfectamente limpio, no deberíamos ver ningún tipo de mancha en la fotografía. Si aún observamos defectos en la imagen, le damos una segunda pasada.

Nunca debemos utilizar el soplador para limpiar el sensor, ya que corremos el riesgo de dañarlo o ensuciarlo aún más. Lo que agravará el problema.

 

Estos son algunos de los consejos que te damos para que siempre tengas tu equipo preparado para una nueva foto.

Esperamos que te hayan servido de ayuda ¿Tienes algún truco que no hayamos comentado en este artículo? Cuéntanoslo.

Deja un comentario
  •  
Contact Us